Yoga Zaragoza | Fragmento de Francesco Cavalli-Sforza en el libro “La ciencia de la felicidad”
La felicidad no llega de forma automática, no es una gracia que un destino venturoso puede concedernos y un revés arrebatarnos;depende exclusivamente de nosotros. No se consigue ser feliz de la noche a la mañana, sino a costa de un trabajo paciente, realizado día tras día. La felicidad se construye, lo que exige esfuerzo y tiempo. Para ser feliz hay que saber cambiarse a uno mismo
ciencia de la felicidad, francesco cavalli, yoga, yoga zaragoza,
22486
post-template-default,single,single-post,postid-22486,single-format-quote,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Fragmento de Francesco Cavalli-Sforza en el libro “La ciencia de la felicidad”

La felicidad no llega de forma automática, no es una gracia que un destino venturoso puede concedernos y un revés arrebatarnos;depende exclusivamente de nosotros. No se consigue ser feliz de la noche a la mañana, sino a costa de un trabajo paciente, realizado día tras día. La felicidad se construye, lo que exige esfuerzo y tiempo. Para ser feliz hay que saber cambiarse a uno mismo — Fragmento de Francesco Cavalli-Sforza en el libro “La ciencia de la felicidad”

Comentarios

Publicar un comentario

Nueve − Ocho =