Yoga Zaragoza | El yoga para mejorar la salud después de un cáncer de mama
PRACTICAR YOGA mejora la calidad de vida de las mujeres que sufren las primeras etapas del cáncer de mama.
yoga, escuela yoga zaragoza, yoga zaragoza, practicar yoga, yoga cancer mama, cancer mama, cancer, salud, bienestar, mejorar salud, tranquilidad, cuerpo, mente, mujer, curacion,
22612
post-template-default,single,single-post,postid-22612,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Practicar yoga mejora la calidad de vida de las mujeres que han pasado por un proceso de cáncer de mama

Practicar yoga mejora la calidad de vida de las mujeres que han pasado por un proceso de cáncer de mama

PRACTICAR YOGA mejora la calidad de vida de las mujeres que sufren las primeras etapas del cáncer de mama. Esta práctica puede ser de gran ayuda para las mujeres que están pasando por este proceso, así lo constatan dos estudios publicados en la revista Journal of Clinical Oncology.

Estos estudios fueron realizados por científicos de la Escuela De Medicina Albert Einstein de Nueva York y por el grupo del Doctor Cohen, director del programa de medicina integrativa del MD Anderson en HOUSTON, en los que se comprobó que el yoga es especialmente beneficioso en este proceso pudiéndose demostrar, que estas pacientes, conseguían una calidad de vida superior y mayor fortaleza emotiva respecto a las que no lo practicaron.

En dichos estudios se constató también que la práctica del Yoga reduce el estrés durante la radioterapia así como, los niveles de cortisol diario. El Yoga, al ser, una práctica integrativa actuando a nivel físico, mental, emocional y energético ayuda a reducir el insomnio, la ansiedad y la fatiga en estas pacientes.

Se pudo comprobar que su práctica, actuó favoreciendo la salud psíquica, elevando el estado de ánimo, facilitando el sueño y permitiendo ligeras mejorías en los efectos secundarios de la paciente que se enfrenta a la quimioterapia.

Hay que tener en cuenta que el yoga es una terapia complementaria y nunca sustitutiva a la medicina convencional, pero, si aplicamos un enfoque holístico del proceso de esta enfermedad, considerando la relación entre mente, cuerpo y espíritu, facilitamos la integración de la enfermedad y no su negación.

En este sentido, el yoga aumenta la energía del paciente produciendo bienestar emocional lo que repercute en su estado vital convirtiéndose en un paciente activo y no pasivo.

Autor: Lydia Galdámez

Os recordamos que ya os podéis inscribir al taller gratuito de iniciación a la respiración y al yoga terapéutico destinado a mujeres en rehabilitación o que hayan pasado un proceso de cáncer de mama. Será el viernes 16 de diciembre a las 19:00h.

Comentarios

Publicar un comentario