Yoga Zaragoza | El asana o postura estable I
Lidia Galdámez nos cuenta más sobre las asanas y su teoría, que va más allá de una simple postura.
lidia galdamez, asana, yoga, practica de yoga, actividad, patanjali, escuela yoga zaragoza, yoga zaragoza, zaragoza, yoga
22822
post-template-default,single,single-post,postid-22822,single-format-standard,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

El asana o postura estable I

El asana o postura estable I

El Asana, es el tercero de los ocho miembros del Astanga yoga u óctuple sendero del yoga según Patanjali .

Asana significa postura estable y deriva de la raíz sánscrita as, “permanecer, estar, sentarse, estar establecido en una posición determinada”.

La conciencia del cuerpo empieza por el asana, los asanas o posturas estables son definidas como distintas “..posiciones corporales que la columna vertebral adopta con relación a los miembros y a la cabeza. Actuamos sobre la columna vertebral para liberar nuestra energía vital y permitir así un perfecto funcionamiento del sistema nervioso central que va a coordinar, regular, unificar..”(*)

Si la sesión de yoga está bien estructurada todos los asanas deben tener relación entre sí de tal manera que cada uno prepara al siguiente o lo compensa en función de un objetivo inicial elegido para cada sesión.

El asana en yoga no es una mera postura física, es mucho más; para que realmente una determinada forma corporal sea considerada un asana es necesario unir la estabilidad física en la postura con una respiración adecuada, manteniendo al mismo tiempo, la atención y la concentración en todos los aspectos del ejercicio.

Esto hace, que durante todo el proceso de la realización del asana (fase dinámica y fase estática), la mente acompañe a la acción ,la cual, hay que mantener, durante un cierto número de respiraciones.

En este sentido, el asana constituye un proceso de sensibilización gradual durante el cual la consciencia está presente en cada fase…, todo este proceso es integrativo ya que a partir de la estabilidad mental generada se crea una conciencia de unidad que conduce a un equilibrio interno donde “las dualidades cesan” trayendo al practicante al momento presente.

“sthira sukham āsanam”
“prayatna śaithilya ananta samāpattibhyām”
“tataḥ dvandvāḥ anabhighātaḥ”

<el asana debe ser firmeza corporal, estabilidad mental y benevolencia de espíritu>,

<se alcanza la perfección del asana cuando el esfuerzo se vuelve no esfuerzo y se alcanza el ser infinito interior>,

<entonces las dualidades cesan>

Yogasutras II.46-48 Patanjali

 

Autora: Lydia Galdámez

(*) Yoga, teoría, práctica y metodología aplicada de Manuel Morata

Comentarios

Publicar un comentario