Yoga Zaragoza | Una buena orquestación genera coherencia
Escuela Yoga Zaragoza, es una escuela de Yoga en el centro de Zaragoza, dirigida por Lydia Galdamez. Un centro de yoga en Zaragoza especializado en hatha y raja yoga con las enseñanzas de Manuel Morata, experto en yoga. Una escuela de prestigio de yoga en Zaragoza donde te enseñan karanas, asanas, técnicas de meditación, técnicas de yoga, técnicas de relajación y hace que tu vida sea más saludable porque controlas el estres y te sientes mejor contigo mismo. Un referente en la ciudad de Zaragoza en cuanto a yoga se refiere.
Escuela Yoga Zaragoza, yoga, yoga zaragoza, escuela de yoga en zaragoza, escuela yoga, lydia galdamez, manuel morata, karanas, asanas, meditacion, seminarios de yoga, noticias de yoga, centro de yoga zaragoza, tecnicas de yoga, zaragoza yoga, clases de yoga, sesiones de yoga, talleres de yoga, yoga terapeutico, yoga para embarazadas, yoga para estres
23070
post-template-default,single,single-post,postid-23070,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Una buena orquestación genera coherencia

Una buena orquestación genera coherencia

“Si la mente es el cerebro en acción o la actividad del cerebro procesando distintos flujos de conciencia, la meditación producirá de manera natural estados mentales más sincronizados y coherentes.

Por el contrario, cuando el cerebro está estresado, su actividad eléctrica es como una orquesta de instrumentos musicales sonando mal. La mente pierde el ritmo, el equilibrio  y el tono.

Nuestra tarea es interpretar una obra maestra.

Así que, si ante esta banda de músicos indisciplinados, egocéntricos y engreídos que creen que su instrumento musical tiene que oírse por encima de los otros, insistes en que toquen juntos siguiendo

la dirección de tu batuta, llegará un momento en que asumirán tu liderazgo como director y actuarán como un equipo.

Es el momento en que las ondas cerebrales se vuelven más sincronizadas y pasan de beta a alfa y zeta. Aumenta la cantidad de circuitos individuales que empiezan a comunicarse de manera ordenada y a procesar una mente más coherente.

La mente deja de ser estrecha de miras, sobreconcentrada, obsesiva, compartimentalizada y deja de pensar en el estado de supervivencia para volverse mas abierta, relajada, holística, presente, ordenada, creativa y simple.

Es el estado natural del ser en el que se supone que deberíamos vivir….”

 

JOE DISPENZA, del libro “Deja de ser tu”

Comentarios

Publicar un comentario

cinco × tres =