Yoga Zaragoza | Nuestras clases – #BeYogaExperience
Escuela Yoga Zaragoza, es una escuela de Yoga en el centro de Zaragoza, dirigida por Lydia Galdamez. Un centro de yoga en Zaragoza especializado en hatha y raja yoga con las enseñanzas de Manuel Morata, experto en yoga. Una escuela de prestigio de yoga en Zaragoza donde te enseñan karanas, asanas, técnicas de meditación, técnicas de yoga, técnicas de relajación y hace que tu vida sea más saludable porque controlas el estres y te sientes mejor contigo mismo. Un referente en la ciudad de Zaragoza en cuanto a yoga se refiere.
Escuela Yoga Zaragoza, yoga, yoga zaragoza, escuela de yoga en zaragoza, escuela yoga, lydia galdamez, manuel morata, karanas, asanas, meditacion, seminarios de yoga, noticias de yoga, centro de yoga zaragoza, tecnicas de yoga, zaragoza yoga, clases de yoga, sesiones de yoga, talleres de yoga, yoga terapeutico, yoga para embarazadas, yoga para estres
23293
post-template-default,single,single-post,postid-23293,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Nuestras clases – #BeYogaExperience

Nuestras clases – #BeYogaExperience

Cada una  de nuestras clases, constituye un viaje a través del cuerpo y de la respiración hacia la conciencia de la mente y hacia una conexión del individuo hacia el interior.

El individuo se concibe como un conjunto de distintos cuerpos o estructuras que se cohesionan y se integran a partir de la mente, la mente integra, se hace sensible y se conecta a nivel neuronal con el cuerpo y con la respiración por medio de la práctica continuada, la atención y concentración en los ejercicios y la observación de uno mismo.

Esto genera experiencias conscientes que son lo contrario al trabajo automático y, esas experiencias conscientes de cada ejercicio en Yoga, generan un experiencia interna que da información nueva a nuestro cerebro.

Este trabajo continuado además de  generar a nivel físico resistencia, fuerza y flexibilidad,  entre otras muchas cosas, a nivel psíquico, desarrolla la capacidad consciente y el equilibrio interno.

Nos hacemos sensibles al cuerpo, a la respiración, a los pensamientos, a las emociones, a los sentimientos…

El desarrollo de la consciencia nos permite primero entrenarnos a observar nuestros propios pensamientos y después, a partir de la fuerza y la energía mental adecuada (generada a través de la misma práctica) elegir lo que queremos pensar y lo que no.

Es sólo entonces cuando me libero de los pensamientos ordinarios y elijo dónde quiero que esté mi mente, donde quiero colocar mi atención.

Es entonces, cuando verdaderamente tengo libre albedrío y decido conscientemente como quiero vivir mi vida.

– Lydia Galdámez

Comentarios

Publicar un comentario

3 × dos =