Yoga Zaragoza | Practica y objetivos del asana
Lidia Galdámez nos habla sobre la práctica, los objetivos y los efectos del asana, la práctica del yoga que va más allá que una mera posición.
yoga, escuela yoga zaragoza, yoga zaragoza, zaragoza, yoga, asana, practica asana, objetivos asana, efectos asana, meditacion, actividad
22824
post-template-default,single,single-post,postid-22824,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

El asana II: práctica y objetivos del asana. Efectos

El asana II: práctica y objetivos del asana. Efectos

La practica de los distintos asanas va a permitirnos fortalecer y potenciar nuestro cuerpo, ampliar nuestra respiración, movilizar energías bloqueadas, crear condiciones favorables para la relajación y sobre todo concentrar y unificar la mente que constituye la base de todo trabajo en yoga.

Para ello debe realizarse una práctica y un trabajo progresivo, regulando el esfuerzo y el tiempo de mantenimiento, esforzándonos en la posición pero sin forcejear en ella, centrándonos y llevando el pensamiento a las zonas que deben trabajar y relajando las demás, desarrollando al mismo tiempo, una conexión con nosotros mismos y con el momento que estamos viviendo.

El objetivo de las diferentes posturas o asanas es triple: en primer lugar, proporcionan estabilidad corporal, lo que nos permite mantener la atención, en segundo lugar, producen la inmovilidad física lo que se refleja en la inmovilidad mental, en tercer lugar proporcionan la habilidad necesaria para poder sentarnos en posición de meditación durante periodos de tiempo prolongados sin sucumbir al dolor, a la tensión o al sueño. El propósito pues de todas estas posturas es mantener la postura de meditación firme, estable y confortable como instrumento para llegar a una calma mental donde se pueda realizar dharana, la fijación del objeto para llegar a estados meditativos mas profundos o dhyana.

En general, los efectos de lo diferentes asanas son los siguientes:

  • Ponen en acción músculos, huesos y articulaciones de un modo diferente a como se utilizan en la vida corriente.
  • Ejercen una acción mecánica sobre vísceras y glándulas, estimulando su mejor funcionamiento gracias a la compresión o masaje efectuado de este modo natural.
  • Favorecen la actividad de nervios y plexos nerviosos, lo cual produce, además de su efecto físico, una modificación de la sensibilidad interna en profundidad y amplitud.
  • Mejoran el curso de la circulación sanguínea de todo el cuerpo y órganos, dando por resultado su revitalización.
  • Producen, un particular estado de conciencia y un estado mental estable.
  • Pone en contacto distintas corrientes pránicas (corrientes de energía sutil) a determinados niveles, lo cual produce una definida acción estimuladora de la circulación pránica en general y su particular acumulación en determinados chakras (centros pránicos o energéticos).
  • Facilita el trabajo de meditación o la obtención de determinados estados mentales.
  • Inducen, un específico estado de conciencia espiritual (integrando cuerpo, mente y espíritu)
  • Constituyen una puerta por donde la conciencia del hombre, debidamente despierta e integrada, puede profundizar y extenderse hasta más allá de su habitual limitación personal
    En resumen Asanas proporcionan salud y un mayor equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.

Autora: Lydia Galdámez

Comentarios

Publicar un comentario

19 + uno =